Educando en los colegios con Minecraft

zem

Todos los jóvenes conocemos Minecraft como un revolucionario juego de mundo abierto. Nos da la posibilidad de crear prácticamente cualquier cosa que imaginemos, con toda libertad, sin más límite que nuestra propia creatividad. Lanzado originalmente para PC allá por 2009, y con constantes actualizaciones, ha ido apareciendo también con el paso de los años en consolas de sobremesa (Xbox 360, PS3 y PS4) y portátiles (PSVita), hasta alcanzar incluso los dispositivos móviles, con un considerable éxito.

Pero, ¿qué es lo que ha hecho tan importante este fenómeno? Los adolescentes invierten horas y horas en crear su propio universo basado en cubos de 16 bits, que le han un aire retro, utilizando todos los materiales que podamos imaginar, con sus características propias. Me refiero al agua, rocas, madera, fuego… Sin ningún límite, este mundo tiende al infinito. Además, las modalidades de juego en línea de Minecraft multiplican sus posibilidades exponencialmente.

Así, varios gurús educadores han visto en Minecraft una herramienta muy potente para explotar la creatividad y la implicación de sus alumnos. Pero hasta el momento, el que mejor lo ha puesto en práctica ha sido Daniel Pajuelo, profesor de religión, sacerdote marianista, ingeniero informático y rapero.

web-religion-minecraft-daniel-pajuelo-vc3a1zquez-capture-youtube-proyecto-ciudad-esperanza

El  Padre Daniel Pajuelo y su avatar en Minecraft. Fuente: smdani.com

Daniel descubrió Minecraft viendo gameplays en Youtube, y no comprendía como los niños de entre 7 y 13 años, su mayor público, dedicaban 40 minutos a ver a otros jugar. Tras probarlo no le entusiasmó, pero hace dos veranos tuvo que jugar con su sobrino de seis años hace ya dos veranos para entender el gancho del videojuego. Lo vio como el recurso perfecto para conectar con sus alumnos y acercarse a sus gustos para explotar su imaginación.

A Daniel se le ocurrió crear la Zona Educativa Minecraft (ZEM) para unir la cultura moderna de los videojuegos con los 2000 años de historia de religión de sus clases, y así hacer más atractivo el contenido de sus clases. Una combinación que podía estallar o triunfar. Y funcionó.

zem2La idea era que los alumnos construyeran un templo católico dentro del universo de Minecraft, un proyecto que desarrollaban en tres fases. En la primera, la clase marchaba de excursión a una parroquia para conocer sus elementos arquitectónicos y litúrgicos, la ubicación, la utilidad y el significado… En segundo lugar, trataban de replicarla en Minecraft explotando su creatividad. Y la tercera fase consistía en grabar un gameplay, como cualquier Youtuber, cogían los cascos y un micrófono, y explicaban lo que habían hecho. El vídeo lo subían al canal de Youtube de la asignatura, lo cual trasladaba la asignatura fuera del aula hasta sus casas, donde contagiaba a las familias y amigos. Incluso han construido su colegio íntegro.

Tres meses después de comenzar las clases, y ante el revuelo que levantó en Youtube, Daniel recibió una llamada de Microsoft. “Ya me van a meter un puro por el uso de las licencias” -pensó-. Sin embargo, lo que querían era mandar un representante de la empresa a su escuela, el Colegio Amorós, para conocer de cerca el proyecto y hacerle una propuesta. Allí apareció un séquito de Microsoft con representantes de zem3educación, técnicos, marketing… Querían llevar al colegio al director mundial de la compañía, el CEO Satya Nadella, que visitó su clase de religión y construcción de iglesias en Minecraft el 24 de febrero.

El éxito del proyecto le ha hecho
crecer y saltar a otras asignaturas, otros colegios, incluso al otro lado del charco en un reto apasionante: Ciudad Esperanza. Este proyecto está uniendo a través de Minecraft a los alumnos de religión del propio Colegio Amorós, con los niños de los Hogares Luz y Vida de Palermo Sur, en Colombia, donde residen más de 700 niños que han sido abandonados o que padecen discapacidades físicas o psíquicas.

La iniciativa, que surge del terapeuta colombiano Luis Fernando Jaimes codo con codo junto al Padre Daniel Pajuelo, quiere desarrollar dinámicas para que los alumnos progresen en sus capacidades sociales, solidarias y lingüisticas, en beneficio sobre todo de los que padecen las discapacidades. Por el momento, los niños colombianos y españoles ya están trabajando juntos construyendo la casa de sus sueños y en videoconferencias a través de Skype, que les está ayudando a compartir y conocer dos realidades de vida contrapuestas.

La Ciudad Esperanza seguirá creciendo y reforzando sus dinámicas, mientras Microsoft observa con lupa sus progresos en integración social, y Daniel Pajuelo juega con sus alumnos a Minecraft. “El videojuego te hace igual a ellos, hace desaparecer las barreras. Ellos ganan las partidas porque son mejores, pero en las clases yo manejo la tiza”.

csyuxdlxyaa8jaa

Fuentes: Zona Educativa Minecraft (ZEM), Daniel Pajuelo, Hay mucha gente buena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s